Hostelería: equipamientos e instalaciones

Daser Servicios Empresariales SlOrganización de fiestas | PÁGINAS AMARILLASSevillalandia Castillos Hinchables38 BAJO;HOSPITAL RUBER INTERNRodeado de naturalezaAlquiler de todo tipo de mobiliario para eventos

Laboratorios clínicosAvenida del MediterráneoOrganización de eventos en generalInstituto Nacional de la Seguridad SocialSevillalandia Castillos Hinchables

“¡Maharajh, maharajh!” (¡señor, señor!) clamaban al unísono las pequeñas voces en una especie de canción temblorosa. Había algunos de apenas cincos años que también cantaban “¡Maharajh, maharajh!” y metían sus pequeñas y deprimentes manos a través de las barandillas.1

Esta imagen resulta insoportable por ser tan real, tan actual, por el simple hecho de que la causas de la hambruna descrita por el viajero francés no nos son menos ajenas. La India sufre una catástrofe climática que comenzó precisamente con su colonización y que se ha extendido hasta ahora, su etapa moderna en la que despierta casi con la misma fuerza económica que China. En junio pasado —Nuevo 220 Cuero Gamuza Suela francés 7 rojo festoneado Zapatos Cuña Excelente Talla 7—, Ecco zapatos Soft 5 azul Zapatos señora cómodo con cordones de zapato bajo 28307353579 nuevo, precisamente en la región que visitó Loti. Estas condiciones han obligado a los más pobres a dormir a la intemperie, sobre las azoteas de sus casas, quedando expuestos a la polución citadina y de la imparable industria: en 2010, para activar el desarrollo de la iniciativa privada, el gobierno aprobó la apertura de una central eléctrica de carbón ¡cada dos días!; hoy la India es el segundo consumidor de carbón en el mundo. Chennai —por nombrar un lado opuesto, al sureste del subcontinente—, ciudad con casi 5 millones de habitantes, Señora zapatos cinzia suave I 18 mocasines cuero brillante apartado negro debido a que sus reservas, ahora puro lodo, se han secado en menos de un año; las causas son el desmandado crecimiento de la población, la actividad industrial, una sequía de 200 días y la deficiente infraestructura para administrar el líquido. Y en Madhya Pradesh, en el centro del país, se habla de “guerras de agua” porque la población más marginada se ha peleado a morir por un tanque de agua y el gobierno local, para proteger a los choferes de pipas —varios han sido enviados al hospital—, ha ordenado que la distribución del agua sea resguardada por la policía. Por último, no menos importantes, los animales: el conflicto entre hábitat y desarrollo, como en la colonia, ha enfrentado a humanos con elefantes y tigres con resultados fatales para ambos.

Ilustración: Diego Molina

Laboratorios clínicosEventos personalizadosHOSPITAL DE LA BEATA MARÍA ANA DE JESÚSLudotecas en períodos vacacionalesHostales | PÁGINAS AMARILLASOrganización de fiestas | PÁGINAS AMARILLASCalle Hermanos Benitez InglotTienda de Ropa de TrabajoParques infantiles: juegos y equipamiento (fabricación)

Tiendas De FotografíaAlquiler de autocares y minibusesCarpas (fabricación e instalación)HOSPITAL SAN FRANCISCO DE ASISServicios - 100% Satisfacción garantizada

Se calcula que entre las dos sequías, la de 1876-1879 y la de 1896-1902, el número mínimo de muertes es 12.2 millones y el máximo, 29.3, y a pesar de la presión de medios internacionales, Inglaterra no cejó en sus razonamiento: la causa de la gran hambruna era la naturaleza, no las políticas agrícolas y económicas. El intelectual parsi Dadabhai Naoroji, detractor del colonialismo y primer indio en ocupar un silla en el Parlamento inglés, denunció esta hipocresía en Poverty and Un-British Rule in India (1902), en donde al referirse a la devastación de las sequías, escribió: “qué raro que los colonizadores británicos no sean capaces de ver que ellos mismos son la causa principal de la destrucción derivada de las sequías; que es el desangramiento de la riqueza de la India, perpetrada por ellos y que yace a sus pies, la causa de la miseria, hambruna y muerte de millones… ¿Por qué culpar a la Naturaleza cuando está la culpa tendida a tus pies?”

Ante la amenaza de la crisis climática, habría que hacer la misma pregunta hoy día: ¿por qué culpar a la naturaleza cuando la culpa es de un sistema económico tendido a nuestros pies que prioriza el mercado y no la vida de las personas?

Daser Servicios Empresariales SlGLOBOS Y CONFETI GIRAMÓNComisaría de la Policía NacionalDisfraces (venta y alquiler)Rodeado de naturaleza

Francisco Serratos
Veracruz, 1982. Profesor y escribe sobre literatura, animales, humanismo ambiental y teoría política. Actualmente trabaja en una historia del Capitoloceno. Su más reciente libro es Breve contrahistoria de la democracia.


1 La traducción es mía.

2 Ídem

Carretera Colmenar Viejo

tomamos a los clientes como nuestro dios-Mocasines Cult zapatos casuales de código de tiempo libre de cuero CLE103525 Mujer tqnic468391-Zapatos planos

Cult Mujer Mocasines zapatos casuales de código de tiempo libre de cuero CLE103525